Concepto de configuración

Con configuración, del latín “configuratio”, hacemos referencia a la acción y al efecto de configurar, verbo procedente del latín “configurare”, integrado por el prefijo de globalidad “con”, la raíz del verbo “fingere” en el sentido de formar o modelar y el sufijo “ura” que indica actividad. El sufijo “cion” a su vez indica acción y efecto.

Configurar siguiendo su etimología es dar a algo una forma acabada, para diferenciarlo de otras cosas materiales o no. Ejemplos: “Configuró en su mente un proyecto de negocios pero nunca lo llevó a cabo” o “Debes configurar tu informe para que se entienda mejor lo que deseas expresar”. O también la forma acabada en sí misma: “La casa quedó configurada de acuerdo a los planos”.

En Sociología se denomina configuración cultural o social a la forma que van adoptando las sociedades a través del tiempo y en diversos espacios, lo que las hace únicas y diferentes a otras. El materialismo cultural sostiene que son condiciones materiales, tecnológicas y también infraestructurales las que intervienen en dicha configuración.

En Química se denomina configuración a la manera en que los átomos se posicionan en una molécula.

En Electrónica, la configuración es la estructura electrónica que posee un átomo.

En Astronomía, la configuración de las órbitas de los planetas se refiere a las posiciones que van adoptando en sus movimientos.

En Informática, es el conjunto de elementos que constituyen un sistema informático y lo hacen funcionar de un modo particular. Son datos preestablecidos o predeterminados (que ya están cuando adquirimos el ordenador) o personalizados (si el usuario le quiso dar un uso determinado) que en su conjunto determinan el valor de algunas variables ya sea de un programa o de un sistema operativo, y hacen al funcionamiento del equipo.