Concepto de confrontación

Confrontación es la acción y el resultado del verbo confrontar, palabra de origen latino, integrada por el prefijo “con” que indica encuentro y por “frontis” que es la frente de la cara.

Una confrontación es un encuentro cara a cara donde dos o más personas discuten sus diferentes puntos de vista, opiniones, soluciones, visiones, situaciones, etcétera de una determinada cuestión, pudiendo ser o no pacífica. Si hay agresión, la confrontación derivará en un enfrentamiento. La confrontación surge necesariamente de las diferencias individuales y es muy importante para arribar a conclusiones más acertadas.

Concepto de confrontación

Ejemplos de uso: “Se hizo un careo entre los testigos, para confrontarlos y poder apreciar cual decía la verdad” o “La confrontación entre los dos políticos fue patética, ninguno parecía sostener ideas realizables” o “se produjo una confrontación entre los alumnos y docentes pues algunos apoyaban el nuevo plan de estudios y otros se oponían”.

Puede también alguien confrontarse consigo mismo, cuando compara por ejemplo sus metas imaginadas con las posibles, o sea sus sueños con sus realidades.

También se habla de confrontación cuando se enfrentan dos o más cosas con fines comparativos. “Estuve confrontando mis apuntes de clase con los tuyos y hay bastantes y profundas diferencias”, “Los científicos hicieron un estudio, confrontando varias medicinas y sus principios activos, para determinar cuál era la droga más efectiva”, “El perito ha confrontado la firma del pagaré con la de la persona a la que se la atribuye para dictaminar si es suya o fue falsificada” o “He confrontado varios países para saber cuál es el lugar que elegiré para radicarme”.