Concepto de consigna

La palabra consigna reconoce su origen en la unión de dos términos latinos: el prefijo de unión: “con” y “signus” con el significado de signo o señal.

Las consignas son señales que indican cómo debe hacerse algo, son indicaciones de fondo y/o forma, que deben respetarse para lograr el fin propuesto, y son impuestas por el mismo sujeto que debe llevar a cabo la acción (autoconsignas) o por alguien con autoridad sobre él, como puede ser un jefe militar o laboral, una autoridad partidaria o religiosa, o un maestro.

Concepto de consigna

Ejemplos de uso, Como autoconsignas: “Me propuse como consigna anotar todos los gastos diarios” o “Mi máxima consigna, es siempre decir la verdad, aunque me traiga problemas”; en el sentido de orden: “Recibí la consigna de no dejar pasar a nadie para abordar el avión, que no tuviera la documentación en regla, así que lamentablemente, usted no podrá viajar pues tiene su pasaporte vencido”. Como instrucciones: “Seguí todas las consignas que me dieron para hallar la dirección, y aún así me fue imposible”, “Como consigna de trabajo me ordenaron que anote todos los potenciales clientes por orden alfabético y sus direcciones de correo electrónico” o “Me cuesta interpretar las consignas de mi maestra, tal vez me falte ampliar mi vocabulario ya que no comprendo qué desea que haga”. En muchas ocasiones las consignas no se comprenden porque están mal expresadas o son confusas.

En las estaciones ferroviarias, de colectivos o aeropuertos, existe un lugar donde los pasajeros dejan sus elementos personales, como bolsos o maletas de modo transitorio, que se denomina consigna.