Concepto de consulta

La palabra consulta es la acción y efecto del verbo consultar, que reconoce su etimología en el latín “consulere” con el significado de solicitar un consejo o asesoramiento.

Estos pedidos o consultas pueden ser realizados por varios motivos, en cualquier situación que a una persona le asalte una duda, ante la necesidad de resolver una cuestión, o tenga ignorancia con respecto a algún tema, y deba buscar respuestas en personas expertas o en la bibliografía o soporte virtual adecuado.

Concepto de consulta

Los padres son aquellas personas que los niños utilizan como referentes de sus consultas en la forma más habitual, pues son los encargados de educar al menor, y por el amor y cuidado que les prodigan, sus hijos sienten la confianza suficiente para consultarlos en los problemas de su vida cotidiana. Otros adultos o hermanos mayores son el ámbito familiar fuentes importantes de consulta. Por ejemplo: “Pedro consultó a su padre, si le parecía bien que programara sus vacaciones con su amigo Fernando” o “María realizó una consulta a sus padres, sobre la tarea escolar, y todos debieron consultar Internet, para evacuar las dudas, ya que la pregunta de la maestra no hallaba respuesta en los libros de textos de la niña”. Además de Internet (donde se debe chequear la confiabilidad de la información) existen manuales, diccionarios y enciclopedias para efectuar consultas de contenidos educativos.

Fuera del ámbito familiar, los maestros y profesores, están capacitados para evacuar consultas culturales y valorativas.

Existen profesionales que se especializan en diferentes ciencias y técnicas, que son consultados por problemas específicos. Ejemplos: “me apareció un lunar de forma extraña y consulté al dermatólogo” o “la heladera no enfría lo suficiente, consultaré con un técnico” o “el abogado me cobró muy caro por la consulta legal”. El lugar donde los profesionales de las distintas ramas médicas evacuan consultas, se denomina, consultorio.

Por supuesto, además de estas personas y medios especializados en responder nuestras consultas, a diario recibimos y realizamos consultas, cuando deseamos informarnos de direcciones, horarios de atención, fechas, etcétera. Ejemplos: “me perdí y le consulté a una señora muy amable que me indicó cómo llegar a mi destino”, “no tuve que consultar cuándo debía inscribirme en el colegio, los horarios y fechas estaban colocados en un cartel visible en la puerta de acceso del establecimiento”.