Concepto de contradicción

Originada en el latín “contradictio”, contradicción es una palabra compuesta, formada por “contra” que indica oposición y por “dicere” con el significado de “decir”. Una contradicción es un dicho o acción que se opone a lo que la misma persona expresó o hizo, o que lo hizo otro. Ejemplo: “has incurrido en una contradicción, dijiste que me amarías toda la vida y hoy te vi con otro” o “tu hipótesis es totalmente contradictoria de la que expuso tu compañero de estudios”.

Concepto de contradicción

Las contradicciones que son lógicamente imposibles son aquellas donde una cosa no puede según Aristóteles, en un mismo tiempo y con el mismo aspecto, ser y no ser, por ejemplo no puede al mismo tiempo alguien estar vivo y estar muerto, o llover y no llover o estar sentado y parado. Lo que es contradictorio resulta falso. Para los racionalistas se trata de un principio innato que hace que nos demos cuenta aún sin que se nos enseñe, que una afirmación no puede ser al mismo tiempo verdadera y falsa. Cuando en un juicio se exponen intereses contradictoros de los litigantes, el Juez debe decidir quién tiene la razón en base a las leyes y a las pruebas que se presenten.

Sin embargo hay contradicciones que las vivimos a diario, cuando por ejemplo nos sentimos felices por algo que nos pasa pero a la vez tristes. Ejemplo: “mi estado de ánimo es contradictorio, por un lado me pone feliz que mi hijo haya ganado una beca para perfeccionarse en otro país, pero al mismo tiempo me angustia saber que va estar tan lejos de nosotros”.

La dialéctica se basa en argumentar en forma contraria a un pensamiento, o sea expresar su antítesis, para luego obtener una síntesis que supere esa oposición.

Karl Marx denunció las contradicciones del capitalismo y las de clase, afirmando que de esas contradicciones, antagonismos y oposiciones dialécticas se nutre el avance de la historia que tiende a superarlos.