Concepto de controversia

La palabra controversia se originó en igual término latino. Está integrada por el prefijo de oposición “contra”, por “versus” = “darse vuelta” más el sufijo “ia” que indica cualidad.

Una controversia es ver un asunto desde distintas perspectivas y generar una polémica al respecto. Dos o más sujetos sostienen diferentes puntos de vistas sobre temas no comprobados científicamente, aunque en este caso, quien genera una controversia sobre una teoría científica deberá aportar nuevas evidencias.

Concepto de controversia

Puede haber controversias en una multitud de casos donde se permita expresar libremente las opiniones, por ejemplo, suelen ocurrir en el seno familiar entre los esposos sobre cómo decorar su casa, cómo educar a sus hijos, sobre el destino de sus vacaciones, etcétera. En los lugares de trabajo puede haberlas sobre cómo programar una actividad, sobre los horarios, respecto a las vacaciones o la atención a la clientela, entre otros casos.

Los temas que generan muchas controversias se vinculan con temas filosóficos, religiosos, deportivos y políticos. En el plano científico pueden ocurrir por ejemplo sobre cuál es el mejor tratamiento en una dolencia médica. Las controversias suelen quedar en meras discusiones verbales, generar situaciones violentas o en ciertos casos, cuando existen involucrados intereses jurídicos, decidirse por la vía judicial, donde también puede haber controversias entre los jueces que integran un tribunal.

Famosas controversias históricas han sido por ejemplo las que sostuvieron empiristas y racionalistas sobre el origen del verdadero conocimiento; o la de los sabinianos y proculeyanos, dos escuelas de juristas en el antiguo Derecho Romano; o entre católicos y protestantes sobre el modo de interpretación de las Sagradas Escrituras. En la actualidad existen controversias que involucran a toda la sociedad sobre temas tan sensibles como el aborto o la legalización del consumo de marihuana.

Entre Estados existen muchas controversias especialmente sobre cuestiones de límites, los que pueden suelen en la actualidad ser solucionados por vía diplomática, pero que históricamente enfrentaron a las naciones en guerras sangrientas.