Concepto de crisis

Es un vocablo griego que significa ruptura, derivando también del mismo origen las palabras, crítica y criterio. Por lo tanto podemos decir que una crisis es un hecho o circunstancia o conjunto de ellos que producen un quiebre, un antes y un después y que puede significar la destrucción del ser animado o inanimado afectado por la crisis, o resurgir de ella, previa deliberación razonada y criteriosa.

Los momentos de crisis se caracterizan porque provocan zozobra e inestabilidad. El equilibrio se ha roto, y el afectado por ella, puede recomponerse o definitivamente caer. Si las crisis producen cambios muy profundos, pueden llamarse revoluciones. Por ejemplo, la crisis política, económica y social de Francia en el siglo XVIII, provocó la Revolución Francesa.

Hay hechos que por su gravedad provocan crisis o quebrantamientos cualitativos profundos en todos los sectores de la vida de un pueblo, como sucede con las guerras, que obliga en la crisis que sobreviene a la posguerra a buscar soluciones estructurales.

La economía entra en crisis cuando se agotan los recursos y no pueden hacerse frente a las demandas. Puede tratarse de economía doméstica, empresarial o estatal.

Crisis política ocurre cuando el gobierno de un estado pierde legitimación, o sea, cuando su autoridad no es reconocida por los gobernados.

La crisis social es cuando la sociedad no se halla unida ni comparte valores positivos, sumida en necesidades que no puede satisfacer, y tratando de sobrevivir cada uno como puede, en un individualismo egoísta.

La crisis de la adolescencia es un tiempo de profundos cambios que vive el joven entre los 12 y los 18 años, donde su cuerpo se modifica, cambian sus intereses, cuestiona los valores que le son impuestos, e implica como consecuencia una separación del niño que fue para convertirse luego de la crisis, en un ser adulto.

Hay otras edades que suponen crisis, como la llamada crisis de los 40, donde llegado el ser humano a la mitad de su vida tiende a replanearse si logró sus metas, pudiendo en caso de no haberlas conseguido, causarle una profunda angustia.

Un enfermo entra en crisis cuando se debate entre la vida y la muerte. Puede o no superase.