Concepto de cuero

Se denomina cuero, del latín “curium” que significa piel curada de los animales, al pellejo curtido de los animales, utilizado para la elaboración de productos, como carteras, calzado, tapizado de sillas y sillones, toldos, canoas, cantimploras, alfombras, tapices, en encuadernación de libros, etcétera.

Este trabajo de curtido, que evita la putrefacción, se efectúa en las curtiembres, donde en general se le quita al cuero el pelo o la lana que lo recubre, los que se comercializan como subproductos. El proceso consta de etapas, siendo la primara la limpieza (donde además del pelo, se quitan los restos de carne y grasa) prosiguiendo con el curtido y el recurtimiento, para finalizar con el acabado. Las curtiembres ocasionan gran contaminación ambiental.

Es una capa de tejido vivo, resistente y flexible, que se separa del cuerpo animal, ya sean caballos, vacas, reptiles, cerdos, chinchillas, nutrias, ciervos, renos o tiburones. Fue usado para el hombre para cubrir su propio cuerpo y protegerse de las inclemencias del tiempo desde épocas prehistóricas.

Cuero crudo es aquel que no ha sido tratado químicamente. Si se utilizan para el curtido elementos vegetales, como el tanino, se denomina curtido vegetal. El cuero barnizado se denomina charolado.

En ciertos países como Cuba, Ecuador u Honduras se denomina cuero a una especie de látigo utilizado para el azote de las bestias.

Cuero cabelludo es la piel de la zona de la cabeza donde nace el cabello.

“Estar en cueros” es una expresión que designa el estar desnudo. Por ejemplo “Los aborígenes estaban “en cueros”.