Concepto de divulgación

Divulgación como efecto de divulgar, proviene de latín “divulgare”, y significa que llega al conocimiento del vulgo, del común de la gente, un secreto, un hecho, un descubrimiento o una idea. Para que algo pueda ser divulgado, primero debe existir, y mantenerse en reserva o secreto.

Cuando los rumores se divulgan, o sea se transmiten de boca en boca, oralmente, muchas veces se tergiversan, y acaban dándose como verdades, cosas o acontecimientos que no lo son. Esto ocurrió muchas veces con las leyendas que han llegado hasta nosotros.

Con la invención de la imprenta, en el siglo XV, el alcance de los conocimientos y noticias pudo ser más extensivo, lo que actualmente es mucho más fácil con el gran avance que han tenido los medios de comunicación masiva. También tiene sus riegos, pues como ocurre con las cadenas que circulan por Internet, al no saberse quien difunde la noticia, es en muchos casos errónea o mentirosa, y es tenida como cierta.

La divulgación científica significa que conocimientos usualmente reservados a ciertos ámbitos académicos llegan al público en general, con un lenguaje menos técnico, para ser comprendido por todos, y permite que el común de la gente, sin preparación específica en esos temas, puedan adquirir esos datos o descubrimiento relevantes, no incluidos como curriculares dentro de una carrera profesional, que ayudan a comprender la realidad, saber cuidar su salud, o mejorar el mundo en el que vivimos. La divulgación científica se realiza por diarios, revistas especializadas, radio, televisión, blogs y sitios de Internet, etcétera.