Concepto de eclosión

Del vocablo latino exclaudere (“ex”, sacar, y “claudere” “cerrar”) significa que algo que está encerrado toma estado público, se manifiesta, brota, nace y se expande, súbitamente, rompiendo el encierro en que estaba contenido.

Así en la naturaleza encontramos eclosión en una flor que abre sus pétalos, en una semilla que brota, o en un huevo que abre a la vida su contenido encerrado tras el cascarón, o en el niño que sale del útero materno, hacia el mundo exterior.

Las eclosiones de ideas son aquellas que al expresarse y salir del interior de la mente que las albergaba, dan origen a movimientos, muchas veces revolucionarios, ya sea en el plano político, religioso, científico o artístico. En este sentido vemos que la eclosión del conflicto entre patricios y plebeyos en la Antigua Roma hizo eclosión en la época republicana, la del pensamiento del iluminismo y sus ideas liberales, se manifestó en la Revolución Francesa de 1789 o el Romanticismo español hizo su eclosión en el siglo XIX.

No todo es positivo en cuanto hablamos de eclosión, ya que muchas veces la eclosión es negativa, como cuando se trata de ideas de discriminación, delitos, inseguridad, o estallido de guerras. En este sentido decimos que un conflicto entre Estados hace eclosión cuando llega a su punto culminante de tensión, pudiendo manifestarse a través de enfrentamientos armados. Hablamos de eclosión del terrorismo internacional en casos como el tristemente célebre atentado contra las torres gemelas del 11 de septiembre de 2001, que dejó como saldo tantas víctimas inocentes.