Concepto de emergencia

Del latín emergens, procede el concepto de emergencia con el que viene a definirse a cualquier suceso o accidente que trae consigo una desgracia. En esta misma línea existe otra acepción del citado término y es aquella que expresa toda situación de peligro que requiere que se lleve a cabo una acción inmediata para solucionar o disminuir los daños causados.

Asimismo, tampoco se puede obviar lo que se da en llamar estado de emergencia. Este es un concepto que aparece en la Constitución Española de 1978, al igual que en las cartas magnas de otros países, y viene a utilizarse para definir a una serie de regímenes de excepción en los que el gobierno presente puede llevar a cabo determinadas acciones a la par que suspender y restringir determinados derechos individuales.

Un estado el citado que se declara cuando la nación pertinente está sufriendo graves calamidades tales como inundaciones, epidemias, catástrofes o una serie de situaciones políticas o civiles que alteran irremediablemente la vida diaria de aquella.

Asimismo, otro uso que se le da al concepto que nos ocupa es cuando acompaña al sustantivo medicina. En este caso, medicina de emergencia es toda aquella actuación sanitaria que se lleva a cabo por parte del personal médico cuando un paciente, por un accidente o una enfermedad, está en una situación crítica donde peligra su vida.

Así, se hace inevitable que el conjunto de profesionales sanitarios lleven a cabo una actuación inmediata, sin ningún tipo de demora, pues de no hacerlo con urgencia se corre el riesgo de que la persona afectada pueda morir.