Concepto de emergente

Emergere. Este es el verbo latino del que procede el término emergente con el que viene a definirse a aquello que emerge, es decir, a todo lo que brota o bien que sale a la superficie ya sea del agua o de cualquier otro líquido. En este sentido, por ejemplo, dicho adjetivo podría aplicarse a cualquier producto vegetal que está naciendo de la tierra.

Este concepto a su vez se utiliza en diversos ámbitos de la vida diaria y de la sociedad en la que nos movemos. De esta forma, es habitual hablar de una economía emergente. Con este término se viene a explicar como un país, que hasta el momento tenía un sistema económico subdesarrollado, experimenta un importante cambio por hechos como la industrialización lo que hace que desde ese instante pase a ser competitivo en el mercado.

Una idea la explicada en el párrafo anterior con la que queda claro y patente que la nación que vive esas modificaciones en su ámbito económico también sentirá que aquellas afectarán a otros campos. Todo ello traerá consigo que este se convierta en un país emergente, que va en camino del desarrollo.

Pero el término que nos ocupa también es usado en otras áreas como, por ejemplo, la de la informática. Así, es muy frecuente hablar de las ventanas emergentes que no son más que ventanas que aparecen en la pantalla de nuestro ordenador sin que lo hayamos solicitado y que básicamente tienen un objetivo: informarnos de algún asunto en concreto. Las más comunes son las de tipo publicitario.