Concepto de emulación

Emulación es la acción y el efecto de emular, verbo que procede etimológicamente del latín “aemulare” con el significado de “imitar a otro con el fin de igualarlo y muchas veces de superarlo”. Lleva incita la idea de competencia. Nace del deseo de tener lo que otros poseen, y esto lleva a observar, contrastar, investigar y hacerlo propio desde las posibilidades personales de cada uno. La emulación no es un mero acto de repetir o imitar, sino que se incorpora a nuestra vida de modo adaptado, conciente y recreado en muchos casos, ya que el que emula, compite incluso con el modelo que toma, para superarlo.

Concepto de emulación

Ejemplos de uso: “Juan emuló a su hermano en cuanto a la aplicación al estudio, y logró superarlo, teniendo hoy el honor de portar el pabellón nacional”, "Esta película trata de emular la realidad" o “Las computadoras tratan de emular las funciones del cerebro humano”.

En los estados socialistas soviéticos se implementó un programa de emulación voluntario y competitivo, alentado para ser practicado en los lugares de trabajo o estudio, donde debían cumplirse planes de autoobligación, que luego eran evaluados en sus resultados, siendo premiados los ganadores. La finalidad era aumentar la productividad, la calidad y el rendimiento, laboral y educativo, a través del esfuerzo y la competitividad.

La teoría de los actos emulativos o “aemulatio” surgió en el Derecho medieval, para referirse a la prohibición de usar un derecho propio sin beneficio personal y con el ánimo de perjudicar a otro.

En Informática un dispositivo emula a otro, cuando imita su funcionamiento. Para ello se usan software que logran modelar el dispositivo de modo tan preciso que pueda usarse en otro aparato diferente del original pero de modo idéntico o muy similar.