Concepto de esfera

Etimológicamente derivado del latín “sphaera” y a su vez del griego “sphaira”, con significado de esfera, pelota o globo, el vocablo esfera designa geométricamente un cuerpo sólido tridimensional, delimitado por una curva cerrada, cuyos puntos son equidistantes del centro, que también es un punto, pero interior. Es una elipse de excentricidad nula.

Se produce por la rotación de un semicírculo, que se desplaza alrededor de su diámetro que funciona como eje de revolución.

En un reloj, se llama esfera, al círculo que contiene sus manecillas; mientras que esfera terrestre es la denominación que recibe nuestro planeta a causa de su forma.

En el ámbito político se denomina esfera o zona de influencia, al lugar donde se extiende el poder de un Estado, pasando los límites de su propio territorio en el que es soberano, para imponer medidas de modo indirecto, basado en su mayor capacidad económica, política o militar, por ejemplo cuando hablamos de la esfera de influencia de Estados Unidos, que se extiende a todo el mundo capitalista.

Dentro de las instituciones sociales (familia, escuela, Estado, hospitales, iglesia, entre otras) que cumplen diferentes funciones, pueden reconocerse esferas que colaboran en el cumplimiento de sus fines, que son, según Hans Gerth y Wright Mills: la tecnología (herramientas de uso: lavarropas, licuadora, computadora), el estatus (diferenciación jerárquica) el prestigio, los símbolos que la identifican (emblemas, himnos, ritos) y la educación de sus miembros.

Esfera pública, es la denominación que reservó el filósofo contemporáneo Jürgen Habermas para referirse al ámbito ideal que permite a las personas no relacionadas directamente con la actividad política expresar sus opiniones (opinión pública) para lograr el bien común en forma consensuada y democrática.