Concepto de esfuerzo

La palabra esfuerzo surgió de la unión de dos vocablos de origen latino: El prefijo “ex” en el sentido de “afuera” y el adjetivo “fortis” = “fuerte”. El esfuerzo es sacar fuerzas extras, poner dedicación, empeño, paciencia y energía para lograr un objetivo.

El esfuerzo puede ser físico, como el caso de los deportistas, de los trabajadores de la construcción o de las amas de casa; o mental, como el que hace un estudiante o un oficinista. En algunos casos, se hacen esfuerzos combinados, físicos y mentales, como puede ser el médico que debe asistir a pacientes en catástrofes.

Concepto de esfuerzo

Ejemplos: “Te esforzaste mucho este año en tus estudios y has logrado aprobar todas las asignaturas”, “El esfuerzo valió la pena, con tu trabajo has podido comprar esta hermosa casa” o “Por más que me esfuerzo no consigo correr más de diez minutos seguidos”.

Un sobreesfuerzo puede resultar peligroso para la salud, y generar agotamiento, estrés o el síndrome de burnout: “Hice un esfuerzo sobrehumano para poder adelantar mi trabajo y cumplir con mi jefe, me privé de horas de sueño y de tiempo para comer, pero ahora me siento angustiada y débil”.

La medición del esfuerzo y del sobreesfuerzo es algo relativo, pues dependerá de la edad, el sexo, el estado de salud y la contextura física del individuo. No es lo mismo, por ejemplo, cavar un pozo para un hombre de 100 kilogramos, que para un niño, un anciano o una mujer.

En Medicina se utilizan las pruebas de esfuerzo a efectos de realizar un diagnóstico sobre posibles enfermedades coronarias. Reciben también la denominación de ergometrías, y el estudio consiste en hacer caminar al paciente sobre una cinta deslizante o pedalear en una bicicleta fija, para valorar como responde el corazón ante el ejercicio o esfuerzo físico.

En Mecánica el esfuerzo es la acción que tiene la misión de deformar un cuerpo. El esfuerzo de tensión es aquella fuerza que se ejerce sobre una unidad de área de posición perpendicular a aquella. Si las fuerzas que se aplican en los dos extremos son hacia el interior del mismo, son esfuerzos de contracción; si es hacia afuera se denominan de tracción.