Concepto de esporádico

La palabra esporádico procede del griego “σποραδικος” que puede leerse como “sporadikos” de donde pasó al latín medieval como “sporadicis”, designando a todo aquello que es disperso, que no tiene continuidad o regularidad.

Los episodios o sucesos esporádicos, son hechos aislados o discontinuos, lo que puede ser positivo si se trata de algo malo; o negativo, si lo que sucede esporádicamente es bueno. Por ejemplo: “Los brotes de mi enfermedad son esporádicos, la mayoría del tiempo me siento bien”, “Las sequías en esta zona son esporádicas, lo que nos permite tener buenas cosechas por lo general”, “María va a la escuela esporádicamente y por ello no logra aprender” “Esporádicamente consigo trabajo, y eso hace que muy buena parte de mi tiempo lo tenga improductivo” o “Las visitas del padre del niño son esporádicas, y él lo extraña mucho”.

Concepto de esporádico

Otros hechos esporádicos son neutros valorativamente, por ejemplo: “Los eclipses son fenómenos naturales esporádicos” o “Esporádicamente hay años bisiestos”.

En materia de enfermedades, lo esporádico se contrapone a las epidemias o endemias, ya que se trata de casos aislados de enfermedades que no se han propagado al conjunto de la población. Hay enfermedades que siempre son esporádicas por no ser contagiosas como ocurre con los infartos o las apendicitis; y otras pueden darse esporádicamente o generalizarse en caso de contagio, como la gripe, la rubéola, la papera, etcétera.

En Lingüística los cambios esporádicos no implican la afectación de todo el idioma. Un cambio fonético esporádico es el caso de la apócope.

En Matemática, un grupo esporádico, dentro de los grupos finitos simples, corresponde a uno de los 26 grupos excepcionales.