Concepto de estilo

La palabra estilo, procede del latín “stilus” y su significado es “punzón”, a su vez procedente de “stinguere” en el sentido de “pinchar” con un elemento metálico y puntiagudo, el punzón o estilete, usado para estampar letras y dibujos en tablas enceradas.

La escritura que usaban los pueblos de la Mesopotamia asiática utilizaba los estiletes hechos con cañas para su escritura cuneiforme que estampaban a presión sobre tablas de arcilla. También usaron estiletes los egipcios. Los romanos los utilizaban sobre tablas enceradas, muestra de ello es la tabla encontrada en el muro de Adriano. Los estiletes tenían una punta para escribir y del otro lado tenían formato plano, para poder borrar, aunque luego la tablilla ya no servía para volver a escribir. Aún se los usa por ejemplo, para grabar en relieve.

Concepto de estilo

Existen estilos de escritura relacionados a las formas literarias y también a los tipos de letras usadas, así por ejemplo, cuando escribimos en los ordenadores podemos seleccionar algún estilo de letra específica como por ejemplo el arial.

El estilo pasó de designar el particular modo de escribir de cada uno, por extensión, a la apariencia, característica, el modo de ser, presentarse y actuar, y los sellos distintivos que presenta la moda, el arte o la vida misma de una persona, de un grupo de ellas o de una época o cultura determinadas. Ejemplos: “Tienes estilo para vestirte, siempre les das a tus prendas un toque personal”, “Fiel a mi estilo clásico, iré a la reunión de traje y corbata”, “Juan tiene un estilo de ropas para cada ocasión”, “El estilo Luis XV es el que más me agrada para los muebles de la sala”, “Mi estilo de vida es muy conservador, no me permito transgresiones; sin embargo mi hija tiene un estilo más relajado y vive en forma mucho más libre y espontánea” o “Mi estilo de vida, lleno de lujos, se contradice con mis escasos ingresos económicos, es por eso que tengo tantas deudas”.

En Botánica, el estilo es una parte de las flores, que puede presentarse con aspecto sólido o hueco. Aparece luego del ovario que contiene los óvulos, como una prolongación del mismo pero sin óvulos, y en su extremo, surge el estigma.