Concepto de exclusividad

Si queremos brindar un concepto de exclusividad debemos referirnos a algo único, que deja de lado otras opciones, pues las excluye. Por ejemplo: “el baño es exclusivo para clientes”, “ese precio es exclusivo para minoristas”, “la tarjeta es exclusiva para docentes”, etcétera. Otorga privilegios.

En indumentaria la exclusividad se refiere a que esas prendas son únicas, realizadas para esa persona y no se repetirá el modelo. Lo mismo puede aplicarse a cualquier diseño único, como un auto, una vivienda, un reloj, un mueble, una joya, etcétera. Son objetos llamados no fungibles, pues son irreemplazables, y le dan a quien los obtiene distinción y prestigio, pues es dueño de un objeto diferenciado, que nadie más posee. Es lo contrario a lo que se produce en serie.

En periodismo la exclusividad de una nota es la que obtiene un medio, para hacer un reportaje a un famoso o cubrir un acontecimiento, impidiendo que los demás puedan hacerlo, o por ejemplo, cuando un canal es el único que puede transmitir un partido de fútbol.

En Derecho Laboral, son legales los contratos de exclusividad, donde el trabajador se compromete a desempeñarse, ya sea en relación de dependencia o prestando servicios profesionales para un único empleador, que seguramente le compensará con un salario u honorarios más altos el perder la posibilidad de trabajar también para otros. Si el empleado o profesional no cumple, el empleador puede dar por terminado el contrato celebrado. Algo similar ocurre con los contratos de exclusividad en materia publicitaria donde un anunciante reclama ser el único que promocione sus servicios o productos en algún medio de comunicación masivo.