Concepto de facilitador

El facilitador es cualquier objeto o sujeto que actúa como instrumento para que las cosas puedan hacerse con menores dificultades (más fáciles).

Una persona actúa como facilitador cuando ayuda a otro u otros a llevar a cabo sus actividades o a conseguir cualquier tipo de objetivos, especialmente aplicado en muchos países a la tarea de los docentes, por ejemplo: “El maestro es un facilitador de mi aprendizaje, al darme explicaciones tan claras evita que interprete mal los textos de estudios y me guía hacia las fuentes de conocimiento más adecuadas”. El maestro facilitador, es una figura imprescindible en el campo de la enseñanza a distancia, creando comunidades de aprendizaje virtual e interactuando con esos grupos e individualmente con cada alumno. Debemos aclarar que facilitar el proceso de aprendizaje no es resolver la tarea por el alumno ni brindarle la información ya construida para que la repita, sino que considerando al educando como un sujeto activo, le permita descubrir los nuevos conocimientos por las vías más adecuadas. Por ejemplo, si encuentra una información por Internet, el facilitador hará que investigue si se trata de una fuente de información confiable, para descartarla si concluye que no lo es.

Concepto de facilitador

Además de los docentes, también nos ayudan o facilitan la tarea, los libros en papel y los virtuales, y otros recursos didácticos, como de la información que circula por la red, la que deberá evaluarse para confirmar su confiabilidad.

En debates (científicos, políticos, religiosos, filosóficos, etcétera) el facilitador es el que actúa moderándolo, para que cada participante tenga el tiempo suficiente de exponer sus ideas, y que las repreguntas y objeciones se realicen en forma respetuosa.

Muchos instrumentos tecnológicos son facilitadores de nuestras tareas cotidianas, como el lava vajillas, el lavarropas, las aplicaciones Web, etcétera.