Concepto de foráneo

Etimológicamente hablando, el origen de la palabra actual foráneo hay que buscarlo en el latín. En concreto, en dicho idioma nos encontramos con el término foräneus que es el antecedente del concepto que ahora nos ocupa y que ha mantenido totalmente su significado a pesar del transcurrir de los años.

En concreto, el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua viene a determinar que foráneo es un adjetivo que se emplea para definir que un ser humano o que una cosa es extraño o bien que es extranjero.

El último adjetivo citado viene a significar que alguien no pertenece al país en el que se encuentra sino que procede de otra nación diferente. De esta manera es frecuente que se construyan frases como la siguiente: “Aquel jugador que llegó al F.C Barcelona no era español sino foráneo, en concreto era chileno”.

Partiendo de dicha acepción, el concepto que estamos abordando puede decirse que tiene entre sus sinónimos palabras tales como forastero, afuereño, externo, intruso o alienígena. Y frente a ello, por tanto, sus antónimos más usuales serían vecino,autóctono u original.

Asimismo, el término que nos ocupa también hay que subrayar que, junto a otra palabra, sirve para determinar un cargo concreto. Así, se habla de vicario foráneo que es un juez eclesiástico que desempeña sus funciones en un solo partido y siempre fuera de lo que es la capital de la diócesis.