Concepto de horizontal

Cuando hablamos de horizontal nos referimos una posición paralela a la línea del horizonte, del latín “horizontem”, que es aquella que visualmente se nos aparece como juntándose el cielo con la tierra.

Lo horizontal se presenta todo en un mismo plano que no asciende ni desciende, teniendo todos sus puntos a igual altura. Alguien está en posición horizontal cuando está acostado. Las líneas horizontales se disponen de izquierda a derecha o de derecha a izquierda. Ejemplos: “Coloca el mueble en posición horizontal ya que la habitación no es alta”, “Si colocas las botellas en la heladera en posición horizontal puede volcarse el contenido si no están cerradas herméticamente” o “Las líneas horizontales ensanchan la figura”.

Concepto de horizontal

En Geometría, se trata de líneas que son perpendiculares a las verticales. Las líneas horizontales jamás se cortan entre sí aunque se prolonguen hasta el infinito. Forman con el eje vertical convencional que se representa, un ángulo recto.

En Geografía, los paralelos, son líneas imaginarias horizontales que sirven junto a los meridianos (líneas verticales) para facilitar la localización. El paralelo de referencia es el Ecuador.

La propiedad horizontal, es en sentido jurídico, una institución que regula las relaciones entre propietarios que poseen en sus inmuebles, partes comunes, además de las propias. Pueden estar destinadas a vivienda, comercio, oficinas, estacionamientos, etcétera. Cada propietario es dueño exclusivo de su unidad funcional pero comparte partes comunes, necesarias a todos, como por ejemplo la entrada o los pasillos. Existen leyes específicas en cada país que regulan esta institución.

En Sociología, la horizontalidad se refiere a incentivar un poder de decisión igualitaria dentro de las organizaciones, sin que existan jerarquías, en un modelo de tipo cooperativo, sin la existencia de liderazgos y propiciando un diálogo auténtico, sin relaciones de sumisión. La mayoría de las instituciones se han organizado tradicionalmente en base a niveles de mando y obediencia, estableciendo relaciones de poder, lo que según esta nueva concepción sería de base autoritaria, restando al individuo libertad de expresión y de toma de decisiones.