Concepto de idiota

Para conocer el significado de la palabra idiota es necesario primero subrayar el hecho de que hay que remontarse al pasado para ir conociendo sus orígenes y descubrir así como ha ido evolucionando dicho concepto con el paso del tiempo. Así, la primera referencia al término hay que encontrarla en el griego idiotes que venía a identificar a todo aquel ciudadano egoísta que no sentía ni la más mínima preocupación por los asuntos públicos.

De dicho término helénico surgió la palabra latina idiota que servía para describir a toda aquella persona normal y corriente que se caracterizaba bien porque era una auténtica ignorante o bien porque no tenía ningún tipo de educación.

No obstante, a pesar de lo citado, el concepto de idiota tal y como lo conocemos hoy proviene del francés. Así, se calcula que entorno al año 1300, en este idioma surge dicho concepto que venía a ser utilizado de la manera que hoy lo conocemos y también usamos.

Desde el punto de vista coloquial actualmente la utilización del término que nos ocupa tiene lugar cuando se quiere definir a alguien que, bajo nuestro punto de vist,a se caracteriza bien porque es tonto o porque le cuesta entender las cosas que se le pueden explicar.

Asimismo, los otros significados que se le dan son los de persona engreída o de un ser humano que padece idiocia. Esta es una enfermedad que supone un trastorno que se caracteriza porque quien lo sufre posee una deficiencia de las facultades mentales.