Concepto de índice

Su significado etimológico es indicio o señal, por eso recibe ese nombre el dedo de la mano, entre el pulgar y el medio, que se utiliza para mostrar alguna cosa.

En una biblioteca se usa para clasificar y sistematizar los libros existentes, ordenados por autor, tema o alfabéticamente, y dentro de cada texto se usa para señalar su división en títulos y capítulos. Un índice ordena, mostrando donde se hallan los elementos sujetos a examen, y se coloca generalmente al principio o final de los libros, monografías o trabajos científicos en general, para facilitar la búsqueda del contenido. Muchas veces en un mismo texto hallamos un índice temático, y un índice alfabético, muy útil ya que en él se colocan los temas que queremos buscar, indicando en qué página del contenido se encuentran. Así en el índice de un libro hallamos los temas, y las páginas donde ellos se encuentran. En una biblioteca nos mostrará por ejemplo en qué estante se ubican los libros ordenados.

Se usa por extensión a todo tipo de indicadores que miden situaciones contextuales. Así se habla de índice de desarrollo humano, de índice accionario, que mide la evolución del precio de las acciones que se comercializan en el mercado de valores, de índice de refracción, o índices económicos que muestran las variables que miden el crecimiento o retroceso de determinados patrimonios individuales, societarios o arcas públicas. Un buen índice es el que muestra una evolución positiva, no siempre creciente. Por ejemplo es positivo un índice creciente en la economía, pero es bueno un índice decreciente en materia de delitos.