Concepto de infinito

La palabra infinito proviene del término latino “infinitus” que está integrado por el prefijo negativo “in” y por “finitus” con el significado de fin. Lo infinito es aquello que no tiene un reconocido límite, que no termina, ya sea en el espacio, la secuencia o el tiempo.

En Matemática la serie de números enteros positivos o negativos son infinitos, comienzan en el cero pero luego no reconocen un número que ponga fin a la secuencia numérica. En Geometría también son infinitos los puntos que componen una recta, no así los que integran un segmento. Si ellos son elementos de un conjunto estos conjuntos serán también infinitos.

Concepto de infinito

El símbolo matemático de infinito es el de la ilustración que acompaña el artículo, y fue el matemático británico John Wallis que vivió entre 1616 y 1703 quien lo introdujo.

En Astronomía el concepto de infinito se aplica al universo que no es cerrado sino totalmente abierto y se extiende mucho más allá del espacio que podemos observar.

En Filosofía el concepto de infinito ha despertado la curiosidad y la angustia del ser frente a la inmensidad, lo desconocido y lo eterno de un espacio y de un tiempo cuyo final no conocemos. El filósofo griego Platón refería a la existencia en el hombre de un cuerpo que tenía un límite temporal: su finitud estaba dada por la muerte; y un alma trascendente cuya existencia era ilimitada, y que subsistiría liberada tras la corrupción corpórea, por siempre.

El terror ante lo infinito podemos verlo en “Pensamientos” obra escrita por el filósofo británico Blaise Pascal (1623-1662) donde considera que el hombre ante el universo infinito, es simplemente nada. La grandeza humana para este sabio se basa en reconocer esa insignificancia frente al infinito que no logra comprender, salvo por la ayuda de la fe.