Concepto de inmoral

En el término latino mores, que viene a traducirse como costumbre, es donde se encuentra el origen etimológico del concepto que nos ocupa: inmoral. Un adjetivo que se utiliza para definir a todo aquello que va en contra de la moral o bien de las malas costumbres.

En este sentido, más concretamente se puede emplear dicha palabra para describir a toda persona que actúa violando no sólo su propia moral sino también la que se da en llamar moral pública la cual está determinada por ciertos valores como pueden ser la bondad o el respeto.

Así, un claro ejemplo de esta acepción podría ser la frase siguiente: “Es completamente inmoral la forma que han elegido ciertos individuos de hacerse ricos: robando a los pobres ancianos que se encuentran indefensos”.

Como se ve, este concepto que nos ocupa tiene un claro significado peyorativo. Pero no sólo eso hay que subrayar esto sino también que en muchas ocasiones el citado adjetivo está relacionado con el tema sexual. Una muestra de ello podría ser: “Los vecinos avisaron a la policía ante el comportamiento inmoral de una pareja que había en la calle pues sus actitudes a plena luz del día iban más allá de lo soez”.

Es necesario dejar claro además que en ocasiones se confunden los términos de inmoral y amoral cuando en realidad no son sinónimos. Así, mientras que cuando nos referimos al primero estamos dejando patente que algo es bueno o malo, cuando optamos por calificar algo de amoral es una manera de decir simplemente que alguien no tiene moral lo que no significa ni que sea algo positivo ni negativo.