Concepto de integrar

La palabra integrar deriva del vocablo latino “integrāre” que designa a las partes que se reúnen integrando la totalidad, o una parte de ella. Quien integra algo se suma, se agrega a otros, para formar una nueva entidad, perdiendo o no su individualidad. Ejemplos: “Para hacer la masa integrar la harina con la leche y los huevos” (en este caso los elementos pierden su individualidad), o sin perder sus peculiaridades: “El salón de clases está integrado por 25 alumnos”, “La colección de libros está integrada por seis textos”, “Venezuela próximamente integrará el MERCOSUR como miembro pleno”, “el hombre integra el reino animal”.

También se aplica a la acción se compatibilizar ideas diferentes, buscando puntos de contacto o comunes, para hallar un pensamiento ecléctico.

En Sociología se habla de integración como inclusión social, de sectores minoritarios o vulnerables. La inclusión en los grupos debe hacerse a partir de la solidaridad, la cooperación y el respeto por las diferencias individuales. Ejemplos: “es conveniente que los niños con capacidades diferentes se integren a la escuela común, en algunos casos con intervención de una maestra integradora, que facilite la adaptación”, “debe favorecerse la integración de los alumnos extranjeros con clases y trabajos educativos, ante el crecimiento de la xenofobia”. Cuando alguien no está integrado a un grupo, que lo trata de modo indiferente se dice que está excluido; pero cuando el grupo no solo no lo integra (o sea no lo considera parte) sino que además lo hiere en su dignidad humana, se dice que lo está discriminando.

Este tipo de integración o exclusión no solo ocurre a nivel individual o de grupos sociales dentro de una pequeña comunidad, sino que puede darse a nivel internacional, por ejemplo entre países.