Concepto de ligereza

La palabra ligereza está integrada por los términos latinos “levis” en el sentido de liviano y el sufijo de cualidad “eza”, por lo cual su significado es “lo que tiene la cualidad de liviano”. La ligereza denota la inexistencia de una carga pesada por lo cual importa por ejemplo tener pocas cosas cuyo peso debamos soportar materialmente (como cuando se habla de ligereza de ropas o de equipaje ligero) o moverse en forma rápida y dinámica o que se tome los asuntos con poca seriedad, o sea, con escaso peso emocional.

Concepto de ligereza

Pasamos a referirnos a cada caso en particular:

La ligereza como poco peso material, puede emplearse en los siguientes casos: “Tomé un desayuno ligero para poder sentirme liviano en el trabajo”, “Me parece que tanta ligereza en tu ropa no te dará una apariencia de persona formal” o “Lleva tú esta caja que tiene mayor ligereza, yo transportaré la más pesada”.

La ligereza como acción veloz, es considerada algo positivo, siempre que el fin sea bueno, se amerite hacerlo con prontitud, y no depare un costo físico o emocional que pueda afectar a quien la realiza: “Haré este trabajo con ligereza para llegar a tiempo antes de que se venza el plazo”, “Si estudias con ligereza no aprenderás demasiado”, “En esta carrera de bicicletas se debe conducir con ligereza para poder ganar” o “Llegar al trabajo con ligereza, me ocasiona muchos trastornos, ya que vivo muy lejos y no tengo medios de transporte adecuados”.

En la toma de decisiones, la ligereza es conveniente, si se la mira como no quedarse en el proyecto sino concretarlo, pero a la vez, puede llevar a precipitarnos y no evaluar las consecuencias de nuestro accionar, por lo cual es recomendable no dejarse atrapar por los miedos que nos paralizan pero tampoco actuar con tanta ligereza que lo hagamos movidos solo por la emoción y sin ninguna lógica.

La ligereza es considera negativa cuando tomamos cosas importantes con liviandad, sin darles la importancia y respeto que se merecen. Así en religión, por ejemplo, la ligereza de espíritu implica no involucrarse seriamente con el plan divino, lo que se considera que aleja al hombre de su fin último.

El escritor francés, François de La Rochefoucauld (1613-1680) nos dejó entre su muchas Máximas, la que sostiene que es inconsistente la ligereza de espíritu que hace tomar como propias las opiniones de los otros; pero excusa a la ligereza que procede del hastío que provocan las cosas. En este sentido de justificar la ligereza espiritual podemos citar a Nietzche, que utilizando para expresarse a Zaratustra, nos dice que hay en este mundo muchas cargas pesadas, y predica la necesidad de alivianarlas o aligerarlas para poder ascender a las alturas. “Nietsche o el espíritu de ligereza” es una obra filosófica publicada en el año 2007, cuyo autor es el escritor español y profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, Antonio Castilla Cerezo.