Concepto de malograr

La palabra malograr se compone de “mal” y de “lograr” por lo cuál malograr es volver algo malo o perjudicial, frustrando la consecución de su fin, de modo intencional, culposo o por accidente.

Ejemplos: “Mi proyecto se vida se ha malogrado por el deceso de mi esposo, que era mi gran amor”, “Has malogrado tu carrera por no dedicarle el tiempo suficiente”, “El político malogró todos los proyectos que debían atender al bien de la comunidad, recibiendo sobornos”, “Se malogró la cosecha a causa de las inundaciones”, “El asesino malogró todos sus proyectos y los de su familia al quitarle la vida”, “He malogrado mi entrevista de trabajo al ponerme muy nervioso” o “Mis esperanzas de crecimiento económico se han malogrado ante la grave crisis que afecta a mi país”.

Concepto de malograr

Todos esperamos que nuestros proyectos se realicen y las soñadas metas se consigan, sin embargo no siempre eso sucede. Cuando algo se malogra, causa desesperanza, tristeza, por lo cual es algo negativo, aunque muchas personas toman esos intentos fallidos como experiencias para no repetir errores en el futuro, y entonces el proyecto malogrado se convierte en una enseñanza.

Muchas veces tenemos las mejores intenciones, ponemos dedicación y esfuerzo y malogramos nuestro plan por ignorancia o excesos, eso sucede por ejemplo cuando tenemos que rendir un examen, y para estar mejor preparados, pasamos noches sin dormir, y el día de la evaluación no recordamos nada por tener un cansancio desmedido. También sucede en el caso de los padres sobre protectores, que por querer darle a su hijo lo mejor, lo llenan de lujos y comodidades, sin ponerle límites y lo convierten en una persona caprichosa, autoritaria e insatisfecha.