Concepto de mapa conceptual

Es una manera de exponer las ideas contenidas en un texto de modo relacional y significativo, vinculando los conceptos o nodos mediante conectores o palabras de enlace, que actúan como nexos, que al unirse, conforman proposiciones coherentes.

Previamente conviene comenzar con la técnica del subrayado, para identificar las ideas principales, que son las que se ubicarán en la parte superior del mapa conceptual. Las ideas secundarias se ubicarán debajo, ya que el mapa expone las ideas en forma jerarquizada.

Los conceptos más generales y abarcativos, que identificamos como ideas principales, entonces, son los que se colocan rimero, y luego los más específicos, vinculando a través de los conectores los conceptos nuevos con los ya expuestos. Estas vinculaciones pueden estar dadas por ser un concepto, causa o consecuencia de otro, ser un ejemplo, ser un concepto de contenido opuesto o antagónico, semejante, anterior o posterior, o ser una conclusión o resumen.

El diseño del mapa conceptual permite una gran variedad de formas, que estará dada por la prelación y relaciones halladas por quien lo realizó, lo que estimula mucho el aprendizaje significativo, pues obliga a pensar y repensar, relacionando el material a investigar. El estudiante haciendo estos mapas cumple un rol muy activo en su proceso de aprendizaje.

La diferencia con el cuadro sinóptico es que en este último no se relacionan los conceptos, sino que se trata solamente de una síntesis gráfica. El mapa conceptual además de su función de síntesis gráfica, al poseer conectores que pueden interrelacionarse, permite vincular los conceptos, incluso pueden conformar una red, al interconectar varios mapas entre sí del mismo contenido.