Concepto de mayoría

Mayoría es un concepto numérico que alude a un grupo cuyos miembros o elementos materiales o inmateriales son más, en comparación con otros.

Ejemplos: “La mayoría de mi patrimonio está integrado por bienes inmuebles”, “En mi Biblioteca la mayoría de mis libros son de Historia”, “La mayoría de mis pensamientos son optimistas”, “La mayoría de los animales tienen instinto maternal” o “Son mayoría los que se fueron de la clase pues estaba muy aburrida”.

La mayoría en general al ser mayor en número tiene más poder y fuerza, con respecto a los que son menos, aunque no siempre sucede así, ya que los negros en África que son mayoría debieron padecer injusticias por parte de la minoría blanca.

El concepto de mayoría es sumamente importante en la Democracia, ya que las decisiones son tomadas de acuerdo al voto de la mayoría de los miembros de una comunidad, ya sea social o política: “Por mayoría, y de acuerdo a los principios democráticos, hemos decidido que el viaje de fin de curso será dentro de nuestro país” o “El gobierno que hoy tenemos aunque no nos guste debe ser respetado, ya que lo eligió la mayoría, que es quien decide en nuestro sistema democrático”.

En ciertas votaciones se exige mayoría absoluta para tomar decisiones. Esta representa la opinión de la mitad más uno de todos los miembros del grupo, estén o no presentes. La mayoría relativa o simple es la opinión de la mayor cantidad de miembros presentes, sin considerar ni los ausentes ni los que se abstuvieron de votar.

La opinión de la mayoría no siempre es la mejor, pero es un modo de lograr una convivencia pacífica decidiendo según lo que la mayor cantidad de personas quiere. La minoría deberá esperar, si se trata de elecciones gubernamentales, hasta que acabe el período de mandato de los actuales elegidos, para tratar de mostrar en su campaña electoral, los errores de ese gobierno y los beneficios de la plataforma política que su alternativa ofrece, e intentar que en los nuevos comicios, la opinión mayoritaria se incline a su favor.

La mayoría de edad se emplea en el plano jurídico para designar a quienes cumplen cierta edad, a los que la ley considera objetivamente como sujetos que poseen la madurez suficiente para ejercer por sí mismos sus derechos. En general casi todos los países la han establecido en 18 años.