Concepto de mora

La palabra mora es polisémica, posee varias acepciones de acuerdo a su diferente etimología.

Mora, derivada del griego “morom” de donde pasó al latín como “morum” alude al fruto del árbol de la familia de las moráceas, o simplemente morera, conformado por globulillos carnosos, ovalados, que pasan de tener un color verde a otro negruzco o morado (también están las blancas y las rojas) siendo agridulces, de consistencia blanda y abundante su contenido en vitamina C, que pueden consumirse en forma directa o prepararse con ellas, bebidas que resultan refrescantes. También se llama así al fruto de la zarzamora. En países como Honduras, se llaman moras, a las frambuesas.

Con etimología en el latín “maurus” mora significa de color oscuro, siendo el femenino de moro, hombre de tez oscura, aplicada en general a los musulmanes.

Del latín mora, con el significado de retraso imputable en el cumplimiento de las relaciones obligacionales, se usa en Derecho para hacer referencia a aquel deudor que no ha cumplido en tiempo y forma sus obligaciones sin tener ninguna excusa legal para ello, y habiendo sido intimado por el acreedor, salvo que se haya pactado contractualmente la mora automática (por el solo vencimiento del plazo). También el acreedor puede ser constituido en mora si se niega a recibir el pago por parte del deudor a de un tercero, y debe en este caso recurrirse a realizar un pago por consignación, para evitar abonar intereses o hacerse cargo de los daños y perjuicios.

Es además, la mora, una especie entre los peces de mar, de aguas profundas, en general de hasta 50 centímetros.