Concepto de móvil

La palabra móvil proviene en su etimología del latín “movilis” y designa a aquello que tiene la capacidad de moverse, pudiendo tener movilidad propia, como un avión, o depender que alguien lo traslade, como un mueble. Los objetos que se mueven o móviles, se estudian en Física en cuanto a su trayectoria, y las fuerzas que intervienen en su desplazamiento. Lo contrario a lo móvil es lo quieto o estático.

La palabra automóvil es algo que tiene movimiento propio, en especial aplicado al vehículo motorizado de cuatro ruedas por lo menos, que sirve de medio de transporte terrestre, con capacidad para dos a ocho, o hasta nueve personas. Los de uso de la policía se denominan móviles policiales o patrulleros.

Concepto de móvil

La telefonía móvil está conformada por aparatos que permiten la comunicación a distancia entre personas, pero que a diferencia de la telefonía fija, no necesitan cable de conexión continuo (salvo el que se requiere por el tiempo necesario para cargar energía a la batería) teniendo autonomía de uso en grandes distancias, incluso pudiendo trasladarse en forma internacional, siempre que exista una red de telefonía móvil donde los terminales o aparatos se encuentren.

Un móvil es un elemento de escultura, decoración u objeto colgante que se usa ya sea como adorno o para entretener a bebés, compuesto por piezas que se mueven por acción de motores o del viento. Son confeccionados con materiales livianos y sostenidos por maderas e hilos.

En otro sentido el móvil, en Derecho Penal, son los motivos que indican por qué el delincuente cometió el hecho ilícito. Descubrir el móvil explica la acción delictiva, pero si ésta existió y hay pruebas al respecto, el no estar esclarecido el móvil no evita sanción penal. Ejemplo: “tras la confesión del imputado pudo saberse que el móvil del horrible crimen no fue económico sino pasional” o “el móvil del crimen permanece en el misterio, pero las huellas digitales en el arma, prueban su autoría.