Concepto de origen

Con la palabra origen se alude al comienzo, a la raíz, al principio a la fuente o causa, donde algo tiene comienzo. Por ejemplo, el origen del pensamiento humano está en su capacidad de raciocinio.

El origen del universo y de la vida es materia de preocupación del hombre desde su aparición en la Tierra, dándose dos explicaciones: una creacionista (el mundo, los seres animados e inanimados, y el hombre, son creación divina ) y la teoría del big bang, como creadora del universo, a partir de una explosión; y la evolucionista, sobre los seres animados, producida por cambios desde la materia inerte, hasta la adaptación continua de las especies (Teoría del origen de las especies, formulada por Charles Darwin).

Según la mitología griega el origen de los males del mundo fue la apertura de la caja que los contenía, por parte de Pandora, primera mujer creada por Zeus.

León Tolstoi escribió un cuento llamado “El origen del mal” donde varios animales y un ermitaño discuten sobre el origen del mal, sosteniendo cada uno de los animales que es el hambre, el amor, la ira o el miedo. El ermitaño niega estas afirmaciones y dice que tanto el hambre, el amor, la ira y el miedo son originadas en la propia naturaleza.

Con todos estos ejemplos, podemos apreciar que no todos los orígenes son fácilmente identificables, sobre todo los que se refieren al origen de la naturaleza y a las propias emociones.

También puede referirse el término origen, al lugar donde alguien ha nacido, como su país, su ciudad o su provincia de origen.

Otra acepción es la referente a los medios de subsistencia, o nobiliarios o reales, de la familia de una persona, determinándose, por este criterio, si es de origen noble, real, plebeyo, adinerado o pobre.

En geometría se designa como origen al punto desde donde se comienza la medición de las coordenadas referentes a un punto dado, o la extensión de un segmento.