Concepto de ósmosis

En el griego es donde se puede encontrar el origen etimológico de la palabra ósmosis y en concreto en el término ώσμός que viene a traducirse como “impulso” y “empujar”. No obstante, el significado que tiene en la actualidad el concepto que nos ocupa ha ido mucho más allá de sus raíces.

Así, hoy ósmosis es una palabra empleada en el ámbito de la Física y que se usa para definir un proceso en el que se produce el “paso de un disolvente pero no de soluto” entre dos disoluciones que tienen distinta concentración y que se encuentran separadas por una membrana semipermeable (que tiene poros o agujeros).

En este sentido hay que subrayar que destaca especialmente lo que se da en llamar ósmosis del agua. Un fenómeno este de carácter biológico que es especialmente importante para lo que es la fisiología celular de los diferentes seres vivos que existen.

No obstante, no es la única acepción que existe para el concepto que estamos tratando. De esta forma, el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española también le otorga un segundo significado con el que se intenta expresar que bien dos personas o bien dos grupos de ellas se influencian mutuamente en el campo de las ideas y el pensamiento.

Un ejemplo de este significado es la frase siguiente: “Todos les admiran porque conforman una pareja muy compenetrada, tanto es así que en muchas ocasiones, por ósmosis, tienen unas ideas muy parecidas respecto a algunas cuestiones de trascendencia”.