Concepto de patético

Vamos a tratar de desentrañar el significado del término patético bastante empleado en nuestra lengua cotidiana, pero que pocos pueden explicar, aunque sabemos al escucharla que se trata generalmente de una cualidad negativa. Particularmente lo asociamos con aquello que nos resulta grotesco, fuera de toda lógica, horrible y exagerado, como cuando decimos: “Fue patética tu descripción de la película, nos causó una impresión horrible, ya que si bien era mala, no era necesario agregar detalles de mal gusto y obscenos que ni siquiera estaban en el argumento”.

Concepto de patético

Su etimología nos remonta al griego πάθος de donde pasó al latín como “pathetĭcus”, palabra integrada por “pathos” que puede aludir al sufrimiento humano de tipo existencial, que genera emociones, pasiones, sufrimientos, angustias. El filósofo griego Aristóteles considera que es, en la retórica, uno de los tres modos (con el ethos y el logos) de la persuasión, donde se apela a la emoción y a la pasión al “pathos”, por sobre la racionalidad, para convencer, lo que usan muy frecuentemente los demagogos. Un ejemplo sería expresar un argumento patético buscando los vocablos adecuados para que en el jurado se despierte una animosidad contraria al sujeto que resulta acusado y debe juzgarse.

Hay casos en que el uso de la palabra patético, sin embargo, no es peyorativo. En la Literatura se usa la expresión falacia patética, como un equivalente más informal de la figura literaria conocida como personificación, y significa “empatía”. Es asignar a cosas inanimadas características emocionales e intelectuales humanas.

Otro caso de uso no valorativo, es en Biología, donde la denominación de nervio patético, como también se conoce al nervio troclear, identifica al nervio ubicado en el encéfalo medio, que posee una función motora, inervando en el ojo, el músculo oblicuo superior.