Concepto de pavimento

La palabra pavimento es un término muy utilizado en el ámbito de la ingeniería civil y la arquitectura, derivada en su etimología del latín “pavimentu” y designa las obras de construcción que se realizan para dotar al suelo de solidez y resistencia, haciéndolo apto para el tránsito de personas, animales y circulación vehicular, para lo cual consta de varias capas que le confieren la capacidad de soportar peso, temperaturas elevadas y la acción de la humedad. A medida que las capas se alejan de la superficie requieren menor resistencia.

Concepto de pavimento

Se trata de un revestimiento realizado con piedras, asfalto, betunes asfálticos u hormigón. Cuando se realiza con piedras se llama empedrado. Entre los años 1790 y 1796 se empedraron en la ciudad de Buenos Aires, treinta y seis calles, siendo traídas las piedras de la isla Martín García. Desde 1852 los adoquines suplantaron a las piedras. Eran rectangulares y de mayor valor estético.

Para asfaltar se usa un material de color negro y pegajoso que integra los elementos que componen el pavimento y es impermeabilizante.

Los romanos utilizaron un sistema de pavimentación conocido como calzada romana, que posibilitó unir su extenso imperio, agilizar el comercio y desplazar sus tropas. Para lograr construirla primero se procedía a la deforestación de la zona, se la aplanaba, se la delimitaba; y cuando ya estaba definido el sitio que ocuparía, se le daba solidez, colocando en el lugar, piedra en bruto. Luego una o varias capas de arena o grava (roca) que se apisonaban. La capa final y superficial estaba hecha con cantos rodados y arena.

El sistema de pavimentación ha crecido actualmente en los espacios urbanos, y requiere no solo un costo elevado para su colocación, sino también para su mantenimiento en buen estado, ya que el tránsito pesado y factores ambientales, pueden deteriorarlo.