Concepto de persistencia

La palabra persistencia, alude a la acción y al efecto de persistir, que procede etimológicamente del latín “persistere” vocablo que se integra con el prefijo de globalidad “per” y “sistere”, en el sentido de asentarse en un lugar.

La persistencia es una cualidad de seres animados o inanimados que hace que se mantengan firmes en una acción o situación, durante un lapso de tiempo prolongado. Si se une esto a la perseverancia, se persistirá a pesar de las adversidades o consecuencias que provoca (perseverancia significa permanecer severo o firme a pesar de todo) por ejemplo: “El perro persiste en su intento de alcanzar al gato aunque éste corre muy rápido”, “Al hombre le cuesta conseguir trabajo, pero es muy persistente y todas las mañanas se levanta temprano para retomar la búsqueda” o “Un persistente y fuerte viento ha demorado la salida de los aviones”.

Concepto de persistencia

Muchas veces la persistencia compensa la falta de otras aptitudes, como suele suceder en caso de personas que a pesar de no tener demasiadas condiciones, logran sus metas al insistir y esforzarse en su consecución, ya que de eso se trata la persistencia. Por el contrario, muchas veces se poseen las cualidades, pero falta la voluntad de persistir en el propósito, y éste se frustra, por ejemplo: “Mi hermana es muy inteligente, y aprende muy rápido, pero ante el menor fracaso se angustia y abandona sus estudios, le falta persistencia y perseverancia”.

En ocasiones la persistencia es negativa, cuando el propósito es imposible, y se gasta en ello muchos recursos innecesarios: “No debes persistir en conquistar el amor de Susana, ella eligió otra hombre para su vida” o “No persistas en ese negocio, las proyecciones indican sin dudar que está destinado al fracaso”.

En Psicoanálisis se sostiene que muchos de nuestros sucesos pasados, que no recordamos, persisten reprimidos en nuestro inconsciente, incidiendo en nuestras acciones y emociones presentes.

Con respecto a la visión, la retina tiene la aptitud de hacer persistir imágenes en ella, a pesar de que ya no estén dentro de nuestro campo visual.