Concepto de perturbar

La etimología del verbo de primera conjugación, perturbar, nos remite al latín “perturbare”, vocablo integrado por el prefijo “per” que indica una totalidad y “turbare” que puede traducirse como hacer remolinos”. Perturbar es quebrar la calma de algo o de alguien inquietándolo, desordenándolo o desestabilizándolo.

El agente perturbador (el que ejerce la acción) y aquello que se perturba, puede ser un sujeto o un objeto.

Ejemplos de uso: “El ingreso del animal salvaje al recinto perturbó la amena charla que allí estaba aconteciendo”, “Un silencio perturbador por parte del homenajeado ante la llegada de su primo con el que estaba peleado, provocó en la reunión un clima hostil”, “Se desató una copiosa lluvia que perturbó el partido de fútbol que debió suspenderse”, “Irrumpieron a la sala de sesiones Congreso un grupo de personas armadas y perturbaron el desarrollo de la sesión”, “La película me perturbó a tal extremo que por varios días no pude conciliar el sueño”, "El sonido del despertador pertubó mi sueño tranquilo", “Una mudanza puede perturbar el carácter de los niños” o “Si conversas en clases perturbas la armonía de la clase”.

Concepto de perturbar

También se asocia con la acción de perder la cordura. Un individuo perturbado no razona con claridad, lo que puede ser producto de una emoción pasajera o ser un trastorno duradero. “Mi hermano quedó perturbado al ser víctima de un robo, y ahora siente temor a salir a la calle” o “Mi vecina sufre una enfermedad mental severa y está muy perturbada, grita, se golpea y es un peligro para ella y los demás”.

En el libro de intriga del escritor estadounidense Paul Harper, titulado “Perturbado” el detective Marten Fane deberá investigar sobre un sujeto perturbado que logra manipular a mujeres, doblegando su voluntad.

La perturbación en Astronomía se refiere a los cambios que los astros experimentan en sus movimientos orbitales, debido a la atracción que sobre ellos ejercen otros astros.