Concepto de piloto

La palabra piloto se deriva en su etimología de igual término italiano, y es usada para designar al conductor de un automóvil, nave o aeronave. Suele frecuentemente emplearse “piloto” para nombrar a quien conduce automóviles en competencias automovilísticas, mientras que a su acompañante se lo llama copiloto, que también es quien secunda al piloto que dirige una aeronave. Éstas pueden ser civiles, comerciales o de guerra. En este último caso, los pilotos pueden ser de aviones cazadores o bombarderos, que son los que tienen mayor alcance destructivo.

Concepto de piloto

Para ser piloto se debe aprobar ciertos exámenes de aptitud, que tienden a evitar accidentes, por causas de ineptitud en las normas, en las señalizaciones, en la conducción, o por fallas físicas del piloto, como por ejemplo, ser miope, y no usar anteojos.

El piloto automático es un dispositivo que conduce el móvil sin intervención humana, estando previamente programado, utilizado generalmente en aviones, que actualmente usan sistemas informáticos, y que gobiernan la nave salvo en el rodaje y en el despegue.

En ciertos artefactos a gas, la llama piloto es la que se deja encendida, sin que el aparato caliente, como por ejemplo: “dejé prendido el piloto del calefón, así cuando quiero usarlo solo le debo graduar su temperatura”.

Una prueba piloto es de tipo experimental y se trata de aplicar una hipótesis a una situación práctica concreta para comprobar su efectividad. Por ejemplo: “se realizó una prueba piloto, en dos colegios de la ciudad, para ver si aplicando las nuevas teorías cognitivas, los niños lograban motivarse, con la única finalidad de aprender, y no esperando una calificación”.

En Argentina, un piloto es una prenda de tela impermeable que se usa para protegerse de la lluvia.

Existe un pez que es propio de zonas templadas y cálidas, que habita en mar abierto, llamado pez piloto, que acompaña en su derrotero a tiburones (que no los atacan) y a las embarcaciones, de allí el nombre de pilotos, porque parece guiarlos.