Concepto de presteza

La presteza es algo que se hace pronto, del latín “promptus”. Es una habilidad que consiste en hacer las cosas rápidamente, con premura y ligereza, sin perder tiempo en vacilaciones. Quien tiene presteza está siempre listo y dispuesto, y se lanza a la ejecución de la obra de inmediato, la que resuelve en el mínimo tiempo posible.

La presteza es una garantía de eficacia en la consecución de resultados, y es lo contrario a quien obra a desgano, reticentemente y en forma lenta. El presto está lleno de energía y motivación y esto es muy positivo cuando las finalidades son buenas, por ejemplo: “Juan está siempre presto para ayudar al prójimo”, “La presteza es una cualidad que valoramos mucho en nuestros empleados” “En trabajos tales como bombero o policía y en competidores de carreras la presteza es absolutamente necesaria” o “Sabía resolver los cálculos matemáticos que me pidieron en el examen, pero como el tiempo era poco, no pude terminarlo por falta de presteza”. Sin embargo cuando el móvil es negativo, la presteza es un defecto: “La mujer estaba presta para robar ante el menor descuido del comerciante” o “La presteza de Javier para mentir lo hacía una persona poco confiable”.

Concepto de presteza

Otros casos en que la presteza puede resultar nefasta, es en aquellos casos que las acciones o decisiones requieren una evaluación previa pormenorizada de los riesgos, que pueden resultar graves o fatales, siendo esto lo que hacen los temerarios: “Es mejor tomarse el tiempo necesario para realizar la intervención quirúrgica en forma cuidadosa, que hacerlo con presteza y comprometer la vida del paciente”, “Pagué el rescate con presteza movido por el temor de que le hagan daño a mi hijo, que dijeron habían secuestrado, y era solo un engaño para sacarme dinero”, "Se lanzó a las aguas con presteza para recatar a quien estaba en peligro, pero no sabía nadar y ambos perecieron" o “Me tomaré mi tiempo para decidir mi futuro, hacerlo con presteza puede ser un error que lo pagaré por siempre, trabajando de lo que no me gusta”.

Hay animales que se desplazan con más presteza que otros, por ejemplo, el gato o la liebre con respecto a las tortugas.