Concepto de prolongación

La palabra prolongación procede del latín “prolongatio” integrada por el prefijo “pro” en el sentido de dirigirse hacia adelante, el adjetivo “longus” que significa “largo” y el sufijo de acción y efecto “tio”.

La prolongación hace referencia a la acción y efecto de prolongar o sea de alargar o extender alguna cosa (material o inmaterial) o situación, en el tiempo o en el espacio.

Ejemplos: “Este cable es muy corto y no llega hasta el enchufe, tendremos que añadirle una prolongación”, “Pedimos una prolongación de tiempo para realizar este examen tan extenso”, “Se ha prolongado el tiempo de la existencia y ahora debemos concentrarnos en reforzar su calidad”, “Se ha prolongado la escolarización obligatoria, y ahora comprende además del primario, el nivel secundario”, “Voy a construir en el patio mi casa para prolongar el comedor que ya me resulta chico”, “La fiesta se prolongó hasta altas horas de la madrugada”, “Esta agonía se ha prolongado demasiado tiempo” o “No necesito prolongar más mi decisión; ya está tomada”.

Concepto de prolongación

En Música, se usan ciertos símbolos en las partituras, que permiten a las notas extender su duración, y por eso son llamados “signos de prolongación”. Son la ligadura, el calderón, el puntillo y el tenuto.

En Biología se usa el término prolongación, por ejemplo, en el caso de las prolongaciones neuronales, siendo la más conocida, el axón, aunque también lo son las dendritas. Las alas del esfenoides (mayores y menores) son prolongaciones de un hueso impar del cráneo, ubicado en su base, llamado esfenoides.

En Zoología, los cuernos son una prolongación que crece en ciertos animales en la parte superior de su cabeza, en la zona frontal, de consistencia ósea o quitinosa. En algunos insectos, las prolongaciones son finas y articuladas a la cabeza, y se llaman antenas, sirviendo de receptores olfatorios.

En Geografía, también se usa el término, por ejemplo cuando decimos” La isla de Sicilia es la prolongación de los Montes Apeninos” o “La prolongación imaginaria del eje terrestre de rotación hasta el infinito en los puntos de intersección con la esfera celeste forman los polos celestes norte y sur”.