Concepto de redundancia

La palabra redundancia nos remonta si rastreamos su etimología, al latín “redundantia” que indica que algo es excesivo o reiterativo, y por ende superfluo. Su primera aplicación era en el caso de las olas del mar, que en las orillas arrastran las aguas más allá de sus límites, provocando desbordes.

En retórica, la redundancia supone la repetición innecesaria de palabras o frases, que podrían ser reemplazadas por otros para que sonora y estéticamente no afectaran el estilo. Esto se conoce como pleonasmo, que es el añadido de palabras que ya están contenidas en las que hemos usado, o sobreentendidas en ellas. Estas redundancias no son aceptables ya que son vicios del lenguaje. Ejemplo: “Subiré para arriba hacia mi habitación” (obviamente no hay otro modo de subir que no sea hacia arriba). En ocasiones se aceptan las redundancias para reforzar un mensaje.

En teoría de las comunicaciones la redundancia se aplica al uso de frases, que no agregan nada al contenido, sino que lo reiteran en forma superflua, haciéndolo sobreabundante y tedioso, pudiendo ser suprimidas sin que se retire ninguna idea. Ejemplos: “Ya habías explicado cómo conseguiste tu primer empleo, explicar luego cada detalle de tus entrevistas laborales, resulta redundante” o “La lección que nos dio para estudiar la profesora incluye un texto de varias hojas, que pueden fácilmente resumirse en una, ya que muchos párrafos son sobreabundantes al repetir lo mismo con otras palabras”

Sin embargo la redundancia, cuando lo que se pretende explicar es complicado de comprender, o peligroso si es desoído, es necesaria: “El texto es muy claro, y aunque los ejemplos son un tanto redundantes, pude aclarar todas mis dudas” o “Prefiero ser redundarte y repetirte hasta el cansancio que manejes con cuidado, sobrio y sin hablar por tu teléfono celular, ya que sobran los accidentes por falta de prevención”.

La redundancia, por extensión, se aplica a todo lo que resulta cuantioso y sobreabundante. Cuando en los procesos electrónicos, mecánicos o industriales se cuenta con procesos o equipos de sobra, se dice que hay redundancia, la que será de utilidad si mejora los procesos o resultados, o innecesaria, en caso contrario.