Concepto de regenerar

Derivada etimológicamente del latín “regenerāre” unión de “re” como reiteración y de “génesis” como nacimiento, regenerar es un verbo cuyo significado es el dar nuevo origen a lo que ha muerto, desaparecido, se ha corrompido o deteriorado.

Aplicado a las personas se habla de que los delincuentes van a la cárcel para regenerarse, pues habiendo cometido un delito que los apartó de la sociedad; para su seguridad y la de terceros, deberían modificar su conducta para poder insertarse de nuevo en la sociedad, como miembros positivos, educándolos en valores y brindándoles herramientas para acceder al mundo del trabajo honesto. Sin embargo el sistema carcelario en la mayoría de los países no cumple esta función, sino solo la de aislarlos por cierto tiempo.

Concepto de regenerar

En la religión cristiana regeneración tiene el significado de “nuevo nacimiento” que se produce al dejar de existir en el mundo terrenal para hacerlo eternamente en el paraíso, gracias al poder de la Santa Trinidad.

En el caso de las células del cuerpo, ellas tienen la aptitud de regenerarse, o sea, de poder sustituir las muertas o enfermas, haciendo nacer otras sanas, lo que fácilmente podemos notar cuando nos lastimamos y la herida poco a poco va cicatrizando. Esto no ocurre por ejemplo, en el sistema nervioso central, donde los axones que se pierden resultan irreemplazables. La regeneración ocurre no solo a nivel de las células sino también de los tejidos y órganos. Una terapia de regeneración celular, gracias a los estudios que se están realizando con células madre, están permitiendo regenerar muchos tejidos, pues estas células tienen la capacidad de multiplicarse.

En el caso de los productos de descarte, regenerarlos implica darles un nuevo uso a través del reciclado.