Concepto de renovación

En su etimología la palabra renovación nos remite al latín “renovatio” integrada por el prefijo reiterativo “re”, por el adjetivo “novum” con el significado de “nuevo” más el sufijo “ción” que indica la acción y el efecto. O sea que renovación puede definirse como la acción y el efecto de rehacer a nuevo, volver nuevo lo que ya había perdido esa condición o cambiar lo viejo por lo nuevo. Ejemplos: “He renovado mi guardarropas, e invertí en ello bastante dinero”, “He decidido renovar mis actitudes, volviéndome más sociable y atenta”, “Es obligatorio renovar el pasaporte para poder viajar al exterior” o “Luego de la limpieza profunda que le hice, mi casa luce renovada”.

Concepto de renovación

En la actualidad, dado el avance tecnológico la renovación ocurre mucho en ese campo, ya que los equipos suelen volverse obsoletos en poco tiempo, demandando un gran gasto de renovación. En Educación, la renovación implica incorporar los recursos tecnológicos al aula, complementando o sustituyendo los recursos didácticos tradicionales. También se aplica mucho a las empresas que deben renovar sus estrategias de marketing para no perder posiciones competitivas en el mercado. La renovación va de la mano del progreso y la modernización

También ocurre la renovación en el terreno de las ideas. Ejemplos: “He renovado mis posturas ideológicas, ahora soy más abierto a aceptar opiniones diferentes a la mía”.

En la política argentina, existió una agrupación dentro del radicalismo, fundada en el año 1972 que se denominó Movimiento de Renovación y Cambio” y la lideró quien sería presidente en 1983, Raúl Alfonsín, mientras que la Línea nacional, era la otra interna, con ideas más moderadas y bajo el liderazgo de Ricardo Balbín, que finalmente se impuso.

La renovación de los recursos naturales es una cualidad propia de algunos de ellos, que les permiten regenerarse en forma más rápida que su consumo, por ejemplo, la energía solar.