Concepto de respaldo

La palabra respaldo alude a un apoyo o garantía, tanto moral como material. En el primer caso ocurre, por ejemplo, cuando decimos que el padre es un gran apoyo espiritual para los hijos que han perdido a su madre; o que la maestra le brindó al niño un gran respaldo, alentándolo para seguir estudiando, a pesar de su enfermedad grave; o que el sacerdote le dio el respaldo uno de sus fieles en un duro momento de su vida. Sería en estos casos, sinónimo de contención. En el segundo caso, como apoyo material, se usa por lo general, referido a las sillas, bancos o sillones, siendo la parte que soporta el peso de la espalda, y contribuye, cuando su diseño es anatómico, a evitar las malas posturas. Las camas también suelen tener respaldos.

Concepto de respaldo

Como apoyo también material peo en sentido económico, el respaldo puede referirse a la garantía o ayuda que una persona posee para solucionar sus problemas económico-financieros. Ejemplos: “mi padrino me salió de garantía para obtener el crédito bancario, y esto fue un gran respaldo para la credibilidad sobre mi solvencia” o “si no fuera por el respaldo de mi tío que me prestó el dinero, no hubiera podido iniciar este emprendimiento”. También la emisión de moneda de un país, necesita (aunque a veces esto no sucede en la práctica) de un respaldo en metálico, que garantiza que quien posee la moneda o billete tiene la cantidad de oro que allí se consigna, depositada en las arcas del Estado emisor (patrón oro). También puede darse una garantía en el sentido moral: por ejemplo, si un jefe de Estado respalda la candidatura de su sucesor.

Suele también usarse la palabra respaldo en el ámbito informático para hacer referencia a la realización de una copia de seguridad, que asegure que no se pierda la información, si por cualquier motivo se destruyera, desapareciera o sufriera algún deterioro el archivo original.