Concepto de riesgo

No es claro el origen etimológico de la palabra riesgo, ya que mientras la Real Academia Española nos dice que se deriva del italiano “rischio” que a su vez lo tomó del árabe “rizq” con el significado de lo que nos viene dado de modo providencial; Joan Coromidas y Friedrich Diez, nos dicen que al igual que “risco” riesgo proviene del latín “resecare” que alude a un peligro.

Independientemente de cual sea el origen de la palabra, cuando hablamos de riesgo hacemos referencia a una situación peligrosa, no segura, cuyos resultados no se encuentran garantizados. El riesgo atraviesa nuestra vida, ya la seguridad total no existe, y aún nuestro propio hogar podría convertirse en un lugar riesgoso, especialmente para los niños y las personas mayores. Sitios como la cocina o los balcones, y contingencias tales como un escape de gas pueden convertir a los hogares en trampas mortales.

Concepto de riesgo

Ejemplos de uso: “el riesgo de que se desprenda una parte de la mampostería es alto teniendo en cuenta el deterioro d la construcción” o “toda cirugía supone un riesgo para el paciente”.

Si bien toda actividad física supone riesgos, hay algunas que tienen un grado mayor de posibilidades que ocurran las consecuencias no deseadas. Hay deportes considerados de riesgo o extremos, ya que los competidores están expuestos a grandes peligros como por ejemplo el paracaidismo o el alpinismo.

Entre las profesiones, son los empresarios los que más riesgos corren, pues sus negocios pueden ser altamente lucrativos o tener grandes pérdidas a pesar de haber realizado exhaustivos estudios de mercados, por ejemplo por haber sobrevenido una crisis económica global.

El riesgo país es una expresión utilizada en el ámbito del comercio exterior para designar las posibilidades de un Estado de responder a sus compromisos comerciales internacionales.

La cobertura de riesgos es el objeto principal de las compañías de seguros que a cambio de una prima indemnizan al asegurado si el siniestro ocurre.