Concepto de rigidez

La palabra rigidez procede del latín “rigidus” aludiendo a lo que es rígido, duro o tieso; más el sufijo de cualidad “ez”.

La rigidez es la cualidad de todo aquello que es inflexible, que no se dobla o tuerce, que está firme, tanto en sentido físico como moral. Ejemplos: “Esta madera es muy rígida, harás con ella muebles resistentes”, “A esta soga la han encerado y ya no se la puede doblar, quedó rígida”, “Las normas que impusieron en nuestra comunidad son muy rígidas y un poco atrasadas, por lo cual serán difíciles de cumplir”, “Los aspirantes al empleo debieron pasar por un rígido sistema de selección” o “Tu padre tiene un carácter muy rígido y nunca cambia de opinión”

Concepto de rigidez

En sentido físico, los cuerpos rígidos son aquellos a los que las fuerzas externas no logran deformar, y por lo tanto estos materiales pueden soportar mayores fuerzas. Las partículas que lo conforman guardan entre ellas posiciones fijas. Un cuerpo totalmente rígido no existe, es solo una idealización con fines de estudio en el campo de la Cinemática.

La rigidez dieléctrica, es el valor máximo que varía de acuerdo a la sustancia, que puede alcanzar un cuerpo eléctrico, sin que el aislante deje de cumplir su función. En un gas, la rigidez dieléctrica varía de acuerdo a su presión. Si la presión se reduce, disminuye su rigidez dieléctrica.

En Medicina, la rigidez muscular o espaticidad, hace que los músculos estén tiesos, contraídos y esto puede hacer que la persona camine o realice otros movimientos con dificultad, incluyendo la deglución y el habla, por problemas en el sistema nervioso o lesiones, siendo una característica de varias enfermedades como la enfermedad de Parkinson, la parálisis cerebral, la enfermedad de Wilxon, o la esclerosis múltiple.

La rigidez cadavérica o “rigor mortis” es un cambio de tipo químico, que se produce unas tres o cuatro horas luego de la muerte, si el cadáver está a temperatura ambiente, poniéndose los músculos tiesos y haciéndose difícil manipular el cuerpo.

En Derecho se dice que la Constitución de un Estado es rígida, cuando se necesita para su reforma o modificación un procedimiento específico, diferente del que se usa para otras leyes.