Concepto de rudimentario

Rudimentario es la calificación que recibe algo que aún no está pulido o desarrollado, que es simple y elemental y todavía no se ha perfeccionado. Comparte su etimología con “rudo” y con “rudimento” todas palabras derivadas del latín “rudis”.

Se aplica en varios contextos:

Los inicios del lenguaje humano, cuando aún no se habían creado los conceptos que se atribuían a cada cosa en particular y ellas carecían de un nombre convencional, consistió precisamente en ello, en dar a cada objeto una denominación. Los actuales idiomas nacieron de rudimentarios dialectos que luego se fueron ampliando, perfeccionando y difundiendo.

Concepto de rudimentario

Las vestimentas rudimentarias (las primeras) que usó el hombre se confeccionaban con cueros de animales.

Entre los medios de comunicación a distancia podemos mencionar entre los rudimentarios las señales de humo o las palomas mensajeras.

Las armas rudimentarias fueron construidas con piedras afiladas y con huesos de animales.

Las viviendas rudimentarias eran chozas fabricadas con barro y paja o simplemente cuevas en cavidades naturales.

Las pinturas rupestres representan una forma de arte rudimentaria. Cuando los niños comienzan a hacer sus primeros dibujos, que son garabatos de difícil comprensión también se dice que son creaciones artísticas rudimentarias.

El conocimiento científico de los egipcios y mesopotámicos era rudimentario y esencialmente práctico.

Lógicamente cuando las técnicas o los usos surgen, aparecen como novedosos y revolucionarios, y solo cuando son superados por otros, toman la calidad de rudimentarios.

Como calificación personal, se le dice a alguien rudimentario cuando es excesivamente simple, poco cultivado en las letras, las ciencias y las artes.