Concepto de sencillez

Sencillez es un sustantivo abstracto, que se deriva de la cualidad de “sencillo” del latín “singellus” con el significado de simple, sin rebusques ni complicaciones.

Se aplica en diversos contextos:

Un texto sencillo es aquel que no posee complicaciones en su comprensión, es claro y sin ambigüedades. Contiene palabras de uso común y cualquier lector puede desentrañar con facilidad el mensaje que intenta transmitir.

Un problema sencillo es aquel que no presenta demasiadas dificultades en su resolución.

Concepto de sencillez

Un atuendo sencillo es el que no tiene adornos ni está confeccionado con telas finas, bordados o encajes.

La sencillez como cualidad humana, caracteriza a quien no hace alarde de sus cualidades, ni luce prendas costosas o exageradas, ni vive en la opulencia, ni asume posturas corpóreas o gestos que denoten sentimientos de superioridad hacia los demás. Si bien una persona con escasos recursos económicos puede ser sencilla, nada obsta a que quien posea riquezas materiales unidas a las espirituales también lo sea. La humildad o sencillez son atributos propios de las grandes personalidades, que no necesitan ostentar sus bienes materiales, su belleza sus aptitudes intelectuales, deportivas, artísticas, etcétera, para sentirse satisfechos y plenos en la vida, reconociendo que sus semejantes también poseen virtudes similares o diferentes pero igualmente valiosas, a las que ellos tienen. La sencillez no solo es no alardear de lo que se posee, sino sentir realmente que somos todos iguales, y que si alguien ha sido dotado material, intelectual o físicamente con algo más de lo habitual, es solo que tiene la posibilidad de ser solidario con aquel que ha recibido menos, y ayudarlo desde un plano de igualdad. El filósofo griego Sócrates gran pensador y erudito expresó como ejemplo de su sencillez “Solo sé que nada sé”.

En el cristianismo, Cristo considerado el hijo de Dios, nació en un establo y era hijo de un modesto carpintero, siendo la sencillez el camino que eligió para llegar al alma de los mortales.