Concepto de siniestro

Debemos remontarnos al latín “sinister” para hallar la etimología de la palabra siniestro, y su significado es “izquierdo”, o sea lo contrario a la diestra o derecha, por ejemplo: “repartió golpes a diestra y siniestra”. El lado izquierdo fue visto en la Antigua Roma como un auspicio desfavorable, especialmente al observar el vuelo de las aves, por lo cual lo siniestro pasó a tomar una connotación negativa, así existe también la creencia popular de que no tendremos suerte si iniciamos la marcha con el pie izquierdo (el siniestro).

Concepto de siniestro

Al extenderse el significado a lo nefasto, comenzó a usarse “sinistro” para designar ciertas acciones e ideas humanas malignas, solapadas y perversas. Ejemplos: “mi vecino es un personaje siniestro, siempre anda balbuceando groserías y amenazas que provocan miedo” o “la mente del enfermo metal se llenó de ideas siniestras”.

Otro uso de la palabra siniestro es para referirse a hechos voluntarios o involuntarios que provocan daño. Un accidente de tránsito por ejemplo es tal si no pudo evitarse; si aún cuando no hubo mala intención o dolo, el hecho hubiera podido con mayores precauciones no desencadenarse, no es un accidente sino un siniestro, que es el género que abarca todos los acontecimientos involuntarios, culposos o dolosos dañinos. Siniestros en el sentido de hechos que tienen consecuencias negativas pueden ocurrir no solo en el tránsito vehicular sino en el interior de los hogares, en los lugares de trabajo, de estudio y en general en cualquier ámbito natural o cultural. Las compañías aseguradoras se dedican a cubrir con sus pólizas muchos de estos riesgos, los que ocurrido el hecho o siniestro son indemnizados si concurren las circunstancias que constan en el contrato de seguro, que exige la contraprestación de una prima o dinero por parte del asegurado, aún cuando no se produzca el siniestro.

La película del género de terror, “Siniestro” fue estrenada en el año 2012, bajo la dirección de Scott Derrickson.